Sobre Vinos

ver más
temperatura

LA TEMPERATURA

Después de la elección de su botella, el paso siguiente y más importante para sacar lo mejor de su vino, es la temperatura. El vino es una creación, una obra de arte, un diseño; el enólogo es el artista. Cada enólogo cuando está esculpiendo su creación tiene una manera de verla y la intención de transmitir un mensaje; para que el público pueda entender su obra, él mismo se encarga de hacer sus recomendaciones. Cada etiqueta tiene una recomendación particular acerca de la temperatura ideal para ser consumido, el no hacerlo puede modificar la percepción de las características y por tanto el mensaje del creador no podría llegar como lo planeó.
Sin embargo y en líneas generales existen algunos rangos en los cuales se mueven las temperaturas recomendadas para el consumo y que están relacionadas con el color del vino.
Los tintos se deben consumir preferiblemente entre 16º y 18º C de temperatura, los blancos entre 8º y 12º C, los rosados entre 6º y 8º C, y las champañas entre los 5º y 7º C.

EL MARIDAJE

La palabra maridaje, según el diccionario Wordreference.com, significa: 1. Enlace y armonía de los casados, y 2. Unión, analogía o armonía, con que varias cosas se enlazan o se corresponden entre sí. En el mundo de la vid, se podría decir que el maridaje significa el arte de combinar los alimentos y el vino, de tal manera que tengan su encuentro en una adecuada armonía. Es así como cada vino, según su estructura y sus propiedades, definen un temperamento, que debe armonizar perfectamente con cada plato.
Aunque cada etiqueta tiene su propio estilo y temperamento, de manera general existen algunas orientaciones que pueden ayudar con la escogencia de el vino que acompañará nuestro plato.

sobre-vinos-img-2
sobre-vinos-img-3

LAS COPAS

A la hora de disfrutar de un buen vino, es necesario contar con la copa adecuada, pues hay que tener en cuenta que una mala elección podría dañar la experiencia. La copa es decisiva en la percepción de las características de la etiqueta elegida.
De preferencia, la copa debe ser de cristal liso para poder apreciar la calidad y brillantez, y debe tener un fondo redondeado y ancho para que el vino se pueda airear adecuadamente, ayudando en la evolución del aroma y el gusto. El tallo de la copa debe ser lo suficientemente largo para que nuestra mano nunca entre en contacto con el cáliz, pues nuestra temperatura corporal afectará directamente la temperatura del vino y alterará sus propiedades y su percepción. La excepción a esta regla, la da el cognac, pues la temperatura recomendada para su consumo, necesita de la ayuda de nuestra mano, para poder elevarla y disfrutar de su bouquet, el cual se manifiesta a plenitud, a los 21º C, así que la copa adecuada tiene el tallo mucho mas corto. Existe otro tipo de copa mas pequeña con forma de tulipán y es usada para el consumo de armagnac, bas armagnac y otros digestivos.

PARA ALMACENAR

Nuestro vino sigue madurando aún cuando se encuentre dentro de una botella. Así que durante su tiempo de almacenamiento, puede ser afectado por las condiciones del ambiente que le rodea. La posición, el ruido, la vibración, el movimiento, la temperatura, la luz, la humedad y los olores fuertes pueden afectar las propiedades y hasta hacer que un buen vino se pierda. Daremos acá algunos tips que pueden ayudar en el almacenamiento de su vino:

icon-uvasEl vino acelera su proceso de maduración cuando se almacena a Temperaturas superiores a los 24º C y retrasa su proceso de maduración cuando se almacena por debajo de los 12º C, así que nuestra temperatura ideal está en este rango. Hay que mencionar, que los cambios bruscos de temperatura también son perjudiciales para el vino, así estén dentro de los rangos mencionados, por lo cual debemos procurar que las variaciones no superen los 2ºC a la vez.

sobre-vinos-img-4

Si el vicon-uvasino tiene corcho, es necesario que sea guardado en posición horizontal. El vino que está en contacto con el corcho hace que se mantenga dilatado, evitando la entrada de aire. Por el contrario, si el corcho no se mantiene húmedo, se secará y se contraerá, provocando la entrada de aire y la oxidación acelerada del vino.

icon-uvasLa humedad también es un factor importante para la conservación de nuestro vino, así que es necesario que tengamos un ambiento controlado respecto a la humedad. La humedad ideal está en alrededor del 70%, pues humedades menores podrían hacer el corcho se seque demasiado permitiendo la entrada de aire, y humedades muy superiores a esta, dañan las etiquetas y en ocasiones podrían favorecer el crecimiento del moho.

icon-uvasPor último, hay que recordar que el vino respira, y que el propósito de tener un corcho, es que el vino siga interactuando con su entorno, aún después de estar dentro de una botella, así que los olores fuertes podrían penetrar por el corcho, afectando el contenido, alimentos de olores fuertes como las cebollas por ejemplo, pinturas, perfumes, ambientadores, etc, deben mantenerse lejos de donde almacenamos nuestro vino.

icon-uvasEl ruido y las vibraciones, pueden provocar una aceleración en la maduración del vino, así que debemos ser cuidadosos en la escogencia del nuestro sitio de almacenamiento, alejado de parlantes, motores que generen ruido y vibración, tuberías, aires acondicionados y ventiladores.

sobre-vinos-img-5

A LA HORA DE SERVIR

Cuando vamos a disfrutar de una copa, hay que tener en cuenta 2 aspectos importantes:

icon-uvasEl servicio de los vinos tintos, blancos y champañas está en los 150 ML, es decir que de una botella de tamaño regular, es decir, 750 ML, se sirven 5 copas. Para los vinos dulces licorosos, la cantidad debe ser entre 60 y 90ML, es decir que de cada botella deberían servirse entre 8 y 12 copas. Para el coñac, la medida a servir es 25 ML, es decir que de cada botella se deben servir 30 copas.

icon-uvasEs de extrema importancia, seguir las recomendaciones del fabricante, respecto a la temperatura de consumo de cada vino. A pesar de que existen unos lineamientos generales respecto a las temperaturas de consumo, relacionadas con el color y tipo, cuando el enólogo está diseñando su creación, hace una recomendación para la temperatura que debe tener la copa ideal de esa etiqueta en particular, así que de preferencia, debemos consultar la ficha técnica del vino que vamos a tomar. Hay que recordar, que dependiendo de la temperatura del lugar donde nos encontremos, la temperatura del vino puede elevarse varios grados en pocos minutos, en Bogotá el vino pierde 1ºC cada 3 minutos, así que es necesario mantener el frío de la botella, especialmente cuando consumimos vinos blancos o rosados; esto se puede lograr con una cubeta con hielo, agua y un poco de sal, o ya existen algunas cubetas que funcionan con gel, que se pone a enfriar unas horas antes en el congelador.

¡UNA EXPERIENCIA QUE VALE LA PENA VIVIR!

Conoce, disfruta y vive los mejores vinos franceses

Debe tener 18 años de edad para visitar este sitio.

Por favor, ingrese su fecha de nacimiento

- -